27/11/2020

Jornal Online

Confira as Principais Notícias do Brasil e do Mundo

Campaña por el Nobel de la Paz para médicos cubanos crece alrededor del mundo

La solidaridad de los médicos cubanos, una vez más, es destacada internacionalmente. En medio de la pandemia del nuevo coronavirus, 1.800 profesionales de salud fueron enviados a decenas de países. En respuesta, cada día se fortalece una campaña para que los médicos reciban el Premio Nobel de la Paz en 2020.

Lanzada por la organización francesa Cuba Linda y por el Comité Francia-Cuba, la iniciativa propone el reconocimiento a las brigadas médicas cubanas del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve, que hoy están atendiendo víctimas de la covid-19 en Venezuela, Nicaragua, Surinam, Jamaica, Haití, Italia, España, entre otras naciones. Son 21 grupos esparcidos en diversos continentes. 

Creado en septiembre de 2005 por Fidel Castro, el Contingente ya salvó miles de vidas en países asolados por terremotos, huracanes y epidemias en diferentes regiones de África, América Latina, Caribe y Asia. 

Sus brigadas actuaron, por ejemplo, para atender víctimas de ébola en África Occidental en 2014 y 2015. En reconocimiento al trabajo de los profesionales, el Contingente Henry Reeve recibió el Premio Doctor Lee Jong-Wook 2017 de Salud Pública, entregado por la Organización Mundial de la Salud (OMS)

La campaña que busca homenajear a los médicos por el combate a la covid-19 logró el apoyo de 20 organizaciones europeas la semana pasada.

Entre ellas, el Grupo de Apoyo a Cuba en Irlanda, el Comité Comunista de Cataluña, la Asociación Nacional Italiana de Amistad Italia-Cuba, la Asociación Valenciana de Amistad con Cuba José Martí, de España, y el Comité internacional Paz, Justicia y Dignidad para los Pueblos.

Además de Cuba Linda, otras organizaciones francesas se adhirieron a la campaña por el Nobel, como el Círculo Bolivariano de Paris, la Unión Departamental de la Confederación General Francesa del Trabajo de Bocas del Rhone y el Partido Comunista Revolucionario Francés.

La iniciativa también recibió el apoyo del Comité de Solidaridad con Lula de Paris y de la célula parisina del Partido de los Trabajadores.  


Médicos cubanos que están hace dos meses en Italia actuando en el Hospital Maggiore de Crema, sudeste de Milán / Foto: Miguel Medina/AFP

Para Daniela Brosco, médica de la familia y la comunidad que trabaja en la Clínica de la Familia Dr. Albert Sabin, en la favela Rocinha, en Rio de Janeiro, una nominación de las brigadas médicas cubanas al Nobel de la Paz es más que merecida.

Formada por la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), la mayor escuela internacional de Medicina en Cuba, la profesional destaca los éxitos del modelo cubano de salud. 

“Lo que hace que la medicina cubana sea tan famosa y admirada es la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud, para que se ofrezca una calidad de vida mejor a las personas, evitar que se enfermen y que, si sucede, se ofrezca tratamiento de la manera más rápida y efectiva posible”, dice Brosco.

Ella cuenta que a los médicos que estudian en la Isla se les enseña a evaluar a los pacientes de una manera biopsicosocial, o sea, siempre considerando los aspectos físicos, psicológicos y sociales. Se distribuye a los profesionales por todas las regiones del país, lo que asegura que toda la población, sin excepción, tenga garantizado el acceso a la salud.

“A todos los alumnos se les enseña a tener un sólo compromiso. Volver a sus lugares de origen y atender a las poblaciones vulnerables. Existe un déficit de 7 millones de médicos en el mundo y la mayoría trabajan en lugares urbanizados.

La idea del proyecto de la ELAM es que los estudiantes receban el curso totalmente gratis, pero que vuelvan a sus países para trabajar con las poblaciones más necesitadas”, explica. 

Trabajando también en el Hospital de Campaña del Maracaná, construido para atender a los cariocas infectados por el nuevo coronavirus, Brosco resalta la importancia mundial de la atención de los brigadistas durante esta pandemia y en otros momentos de crisis sanitaria.

“Ellos merecen el Nobel debido a su actuación generosa, solidaria y combativa en tantos años de historia después de la revolución. Los médicos, hasta hoy, ya hicieron más de 600 mil misiones por diversos países del mundo. ¿Que otro país envió médicos para hacer tantas misiones? Cuba, con pocos recursos, contribuyó de manera solidaria para atender personas que nunca habían tenido atención médica”, afirma la médica de la familia, ejemplificando con el caso del propio Brasil.

Antes del programa Más Médicos, más de 700 municipios brasileños no poseían médicos para la atención local.

“No hay duda de que esos médicos que se alejan de su país para trabajar en lugares remotos no van por dinero, porque no es esa la cuestión, y dan lo mejor, son la expresión máxima de lo que representa la medicina. El cuidado del otro. Es ser solidario”, complementa. 

Persecución

Pedro Monzón, Cónsul General de Cuba en São Paulo, denuncia que incluso en medio de la pandemia, los Estados Unidos y otros países alineados al imperialismo siguen difamando la atuación de los médicos cubanos. 

Según el diplomático, la intervención estadounidense afectó la colaboración en diversos países de América Latina, por ejemplo en Bolivia y en Brasil con Jair Bolsonaro, que ya criticó a los profesionales innumerables veces, motivando la retirada de los cubanos del programa Más Médicos después su elección.

 

Evans subraya su admiración por los médicos que están en campo en este momento de la pandemia, mientras muchos están aislados. “Tenemos un ejemplo de la belleza de ese país, de estos médicos, de lo que hacen y de como se dan. De la vida que ellos salvan, entendiendo sobre el virus y actuando para derrotarlo. Es eso lo que necesitamos en el mundo hoy. Los médicos cubanos son el ejemplo del porqué y para quien se creó el Nobel de la Paz”. 

La expectativa de la organización es que el documento para recoger firmas circule por todo el mundo. “Estoy recogiendo firmas y nadie dice que no. Es tan obvio y verdadero. La actuación de los médicos cubanos muestra el mundo en el que queremos vivir. Un mundo gentil y generoso. Y la construcción de un mundo de paz y colectividad, donde en vez de guerras y armas, celebramos el cuidado, el compañerismo y la gentileza”, elogia Evans.

Edición: Leandro Melito

Fonte